Las repercusiones para los publicistas son claras: a medida que más personas ignoren o impidan recibir los anuncios invasivos, la publicidad tendrá que evolucionar. Esto significa adoptar un modelo publicitario que complemente la experiencia de la audiencia, en vez de interrumpirla.

¿Por qué es ignorada la publicidad en internet? HubSpot, la plataforma en inbound marketing, presenta cinco aspectos que toda compañía debe considerar para establecer una campaña que le permita conectar con sus clientes potenciales:

1. Publicidad que aparece sin permiso.

Elementos como los mensajes no solicitados, los banners interactivos o los videos que se reproducen automáticamente pueden convertirse en una razón de molestia para los internautas.

“Vivimos en la era del diálogo en tiempo real. Si tu estrategia digital se basa en la interactividad, lo mejor es construir una comunicación directa con tus consumidores, especialmente a través de redes sociales”, detalla HubSpot.

Tal vez te interese:  Los videojuegos más caros en subastas

2. Recibir muchos correos y catalogarlos como spam.

En un estudio realizado por HubSpot, el 95% de los usuarios latinoamericanos canceló su inscripción para dejar de recibir e-mails. La razón principal fue el gran volumen de correspondencia online que recibían de una empresa.

Para generar una interacción real con tu audiencia, una de las mejores prácticas del inbound marketing es desarrollar mensajes personales, con información relacionada a tus oportunidades de venta y que sea útil para los clientes.

3. La publicidad es un distractor.

Entender cómo los usuarios consumen –y rechazan– la publicidad es un tema fundamental en tu estrategia digital. En múltiples sitios web, los visitantes han expresado su disgusto cuando una promoción no solicitada interrumpe su película, lectura o conversación.

Considera lo siguiente: por cada conversión exitosa que puedas obtener con los pop-ups o banners, ¿a cuántos clientes potenciales desalientas? En este punto, el inbound marketing está diseñado para generar contactos que pueden convertirse en clientes nuevos.

Tal vez te interese:  ¿Si Bob Dylan pudo, ellos también?

4. El tamaño y la posición de los anuncios.

En las campañas publicitarias orientadas a internet, el objetivo es transmitir anuncios en diferentes formatos – texto, imagen, video, animación – que capten la atención de las personas. Sin embargo, existen prácticas comunes que afectan la percepción de tu marca, como los anuncios que se extienden en toda la pantalla cuando acercas el cursor o los videos que no se pueden cerrar ni saltar.

Antes de diseñar un anuncio, es recomendable tomar en cuenta el tamaño y la posición, así como las imágenes y texto adecuados a lo que deseas comunicar. Y, sobre todo, buscar los canales en los que está tu público.

Tal vez te interese:  El desamor en tiempos de las redes sociales

5. Los consumidores están acostumbrados a ver publicidad, y saben cuándo ignorarla.

El internauta ha aprendido a diferenciar entre los anuncios y el contenido de una página web, y suele clasificar a estos mensajes como irrelevantes. Para combatir esta situación, los profesionales del marketing han optado por la publicidad nativa, un método que emplea formatos discretos en redes sociales y reduce el riesgo de dañar la reputación de una marca.

Aunque los canales de publicidad tradicionales no desaparecerán en el futuro cercano, los consumidores digitales prefieren los anuncios nativos, que pueden ser mensajes promocionados en Twitter o contenido orgánico publicado en sitios como BuzzFeed.

Hoy en día, existen más herramientas que nunca para medir y analizar el comportamiento de las personas en internet, un gran beneficio si deseas que el contenido de tu anuncio sea relevante y extraordinario para tu audiencia. 

mediosdigitales.jpegpublicidad.jpgpublicidad-digital-1.jpg

COMPARTIR