Es cierto que muchas veces la creación opaca al artífice, sin embargo la historia automotriz no se erigió sola. En ocasión elegimos únicamente a tres personajes -de las decenas e incluso cientos que son- que contribuyeron sensiblemente al levantamiento de esta gran industria.

Preston Tucker:

Su incursión en la industria fue algo azarosa, encontró una forma de subsistir gracias a la habilidad de reparar y “perfeccionar” autos prácticamente en desuso  y venderlos, su madre al ver esta cualidad lo motivó a trabajar en Ford.

raffleTucker_03_1000.jpg

Sin embargo esta habilidad fue la que motivó su despido de Ford ya que Tucker quería modificar autos de la marca del óvalo azul sin el consentimiento correspondiente, por lo que decidió crear su propia marca de autos.

El destino que tuvo su empresa no fue la idónea, la versión oficial es que los problemas de financiamiento de toda empresa emergente fue el motivo que llevó al cierre prematuro, otros dicen que el único modelo de calle que presentó el Tucker 48 asustó a las armadoras de Detroit orquestando un boicot.

El Trucker 48 o Trucker Toperpedo –como algunos le apodaban- y del cual únicamente se produjeron 50 unidades fue un adelantado a su tiempo por ejemplo las ruedas se impulsaban desde el motor, montado atrás, mediante una transmisión automática que hacía su desplazamiento mucho más suave.

La velocidad que alcanzaba el Torpedo era de 160 Km/h para la época impensable, pero con un consumo de hasta 12 km/l, algo aún más impensable. Pero Trucker sabía que no sólo era ir veloz, sino frenar por lo que diseñó los frenos de disco.

Tal vez te interese:  Los videojuegos más caros en subastas

El Tucker era un modelo donde prevaleció el concepto, muy adelantado para la época, de la seguridad. El tablero acolchado con las perillas agrupadas y empotradas detrás del volante para no causar daños a sus ocupantes en caso de accidente.

Además, tenía tres faros, con luz cuya intensidad disminuía automáticamente al acercarse otro carro. ¿Le suena? Actualmente autos de gama alta lo presumen como parte de sus aportaciones tecnológicas.

De la fábrica sólo lograron salir 50 Trucker Torpedo, la historia oficial dice que se inició una  Investigación gubernamental para proteger al consumidor, la situación se complicó cuando se evidenció –aseguran- que, pese a sus promesas, Tucker de hecho no había iniciado la fabricación del vehículo, tenía casi 300,000 pedidos que no podía cumplir y el gobierno de Estados Unidos lo obligó a cerrar.

Hoy en día un Torpedo ha alcanzado en subastas el precio de 2.9 millones de dólares, todo un consentido de la industria automotriz.

Tucker_48_Car_1.jpg

Tucker-48-08.jpg

Lee Iacocca

En 2015 el Ford presentó la sexta generación del Mustang, presumía  haber vendido poco más de 9.2 millones de unidades y por supuesto, contando. Entre sus innovaciones esta la nueva suspensión independiente, incluso un nuevo motor Ecoboost de 4 cilindros, igual de emocionante que un V6, pero con consumos propios de un sedán.

iacocca_lee_iacocca_74_mustang.jpg

Pero si nos vamos al origen, el Ford Mustang tuvo un padre, se llamó Lee Iacocca. Su genialidad se debió a que entendía a su consumidor, sin imaginar que crearía una leyenda pidió a los diseñadores construir no el mejor, sino el más barato de los autos deportivos. Los estadounidenses no querían el mejor el motor deportivo sino la apariencia.

Tal vez te interese:  El Futuro del color con Infiniti

El Mustang se vendió más en su primer año que cualquier otro automóvil de Ford, batiendo todos los récords, incluso en una agencia de Chicago tuvieron que llamar a la policía debido a los fervientes compradores que se abalanzaron para ser dueños de un pony.

Algunos dicen que todos tenemos en la vida un gran e irrepetible logro, sin embargo Iacocca tendría más, destituido del cargo de Presidente de Ford en 1978 debido a sus divergencias con Henry Ford II, fue contratado como presidente y director ejecutivo de Chrysler Corporation, empresa que atravesaba una mala situación, tan solo el trimestre que estaba por terminar mostraba una pérdida de 160 millones de dólares.

Cinco años después de estar al frente de Chrysler pudo pagar las deudas que arrastraba la compañía y por si fuera poco, fue el artífice de las alianzas con otros grandes consorcios como Mitsubishi, AMC, Maserati y Lamborghini. Luego compró en su totalidad a las dos últimas.

Lee Iacocca también fue el creador del concepto de la Mini Van  de Chrysler, segmento que sería replicado por prácticamente todas las marcas años después.

“Entró en Ford como simple vendedor y revolucionó la compañía, tanto con sus ideas de marketing como ideando nuevos modelos. Su gran éxito fue el modelo Mustang, un coche de aspecto deportivo que se vendió a un precio económico y constituyó un éxito”, reza parte de su biografía.

minivan_01_1500.jpg

Carroll Shelby

El éxito de Mustang ya estaba comprobado sin embargo, los reinados no duran para siempre y el pony car por excelencia necesitaba ponerse a tono con las necesidades del mercado, Chevrolet Camaro le seguía los pasos muy de cerca y de vez en cuando le hacía sombra, además el consumidor había cambiado una vez más y ahora no sólo quería un auto con buena apariencia, sino que ahora el desempeño era vital, aún el tema de seguridad y consumos no eran tema.

Tal vez te interese:  ¿Ford es el malo del cuento?

Carroll-Shelby-008.jpg

La respuesta vino de una estrella del circuito que brilló durante la década de 1950, con victorias en Estados Unidos y en Le Mans (Francia). Pero una afección cardiaca le obligó a abandonar su carrera deportiva y entonces se volcó en el diseño.

Pero para poder ser merecedor de “tocar la joya de la corona” antes Shelby tuvo que hacer un gran mérito. Su incursión en el mundo de la estética automotriz tuvo lugar en 1962, gracias al apoyo de Lee Iaccoca, para la producción de un roadster ligero de alta competencia con motor Ford, el Cobra Shelby, que se convirtió en un éxito en las carreras y entre el público.

Este deportivo poco domado fue presentado en Nueva York, tras este primer éxito, Ford le pidió que diseñara un modelo de Mustang de alta competencia. Se había reescrito la leyenda que sigue vigente hasta nuestros días: Mustang Shelby.

carroll-shelby-1923-2012-inline-4-photo-456177-s-original.jpgcarroll-shelby-preto-e-branco.jpg

Sin embargo  la creación del Cobra por parte del Shelby no sería la única serpiente en su vida, también colaboró fuertemente en la creación del Dodge Viper y si queda duda de su genialidad, también sabía crear sedanes soberbios, el ejemplo con General Motors trabajó en la creación del Oldsmobile.

Finalmente regresó a Ford en 2003, donde siguió colaborando hasta su muerte.

COMPARTIR