El “olor a coche nuevo” es uno de los recursos más eficaces que los vendedores utilizan para apoyar una venta y éste famoso e inexplicable elemento de satisfacción, estaría por desaparecer.

El “olor a coche nuevo” es el resultado de la combinación de hasta 50 compuestos orgánicos volátiles, que incluyen productos lubricantes, cuero, vinilo, látex, vapores de gasolina, entre otros.

Tal vez te interese:  Tesla aprenderá dónde están los baches en el camino para evitarlos

De acuerdo con la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa, todas sustancias ofrecen grandes liberaciones a altas temperaturas pudiendo generar problemas respiratorios como alergias, irritación o inflamación.

Y aunque países como Corea del Sur, Japón o Rusia han realizado estudios y puesto en marcha iniciativas para reducir su presencia, es China quien resultó se más determinantes y a partir del 2021 los vehículos que se vendan en esta nación tendrá que carecer completamente de estos olores.

Tal vez te interese:  Tras sismo en México, Waze ayuda a localizar centros de acopio

Con esta medida, se busca eliminar la presencia de químicos y reducir el impacto en el medioambiente y en nuestra salud, favoreciendo así atmósferas limpias de alérgenos, ya provenga el aire del exterior o del interior.

Adiós al “olor a coche nuevo”, desaparecerá en 2021

COMPARTIR