Con el fin de garantizar la durabilidad y buen desempeño de todos y cada uno de los miembros de la gama de Ford, la armadora los somete a situaciones infernales. Temperaturas por encima de los 50º C, por debajo de los -30º C, vientos de 250 Km/h con una humedad del 95% son algunas de las condiciones que tienen que aprobar los automóviles, camiones y camionetas de la marca para poder ser vendidos.

Tal vez te interese:  Así luce el nuevo Bentley Continental GT

Sin embargo, no siempre es fácil estar “pescando” estas condiciones climáticas de forma natural, por lo que Ford está a punto de estrenar unas instalaciones en Colonia, Alemania en donde serán capaces de recrear “un infierno en la tierra” cuando ellos lo deseen.

En este edificio, denominado oficialmente ‘Centro de Pruebas Medioambientales’, Ford simulará condiciones meteorológicas extremas, lo que permitirá a la marca menguar los tiempos del proceso de desarrollo de los vehículos, ahorrando tiempo y dinero. Su inauguración está programada para abril del 2017.Ford-Environmental-Test-Centre_Weather-Factory_1440x655c.jpg

Tal vez te interese:  Hyundai y Uber se asocian para crear el taxi aéreo

Los sistemas de refrigeración y calefacción de estas nuevas instalaciones podrán generar condiciones desde -30º C hasta 50º C. También se podrán simular grandes nevadas, con las que se puede someter a pruebas de estrés a los limpiaparabrisas, diluvios y tormentas tropicales y grandes ráfagas de viento. Los ingenieros de Ford podrán también reproducir las presiones atmosféricas de altitudes elevadas e incluso crear una atmósfera con el 95% de humedad.

Tal vez te interese:  El 2015 un año muy bueno para Taylor Swift
COMPARTIR