Un monoplaza de Fórmula 1 siempre es llamativo y más, si lo sacas de su hábitat, la pista. Ferrari se ha apoyado dos veces en muy corto tiempo en algo que podríamos considerar “sicología a la inversa, previo al arranque oficial de la temporada 2020.

Hace un mes justo en la fecha en que se celebraría el Gran Premio de Mónaco, Ferrari aprovechó la cancelación de la fecha para correr a toda velocidad su deportivo SF90 Stradale como parte de la grabación del cortometraje.

Como era de esperarse justo en ese fin de semana los habitantes del principado ya sabía que no escucharían el rugir de los monoplazas, sin embargo, sí escucharon las armoniosas notas del híbrido de 1,000 caballos fuerza, el SF90 Stradale.

Tal vez te interese:  Antonio Giovinazzi correrá para Alfa Romeo Sauber F1 Team

Y ahora, nuevamente cambian la lógica, ya que nadie esperaría ver pasar al SF1000 por las tranquilas calles de Maranello, sin embargo, y fuera de toda lógica hizo un recorrido para el beneplácito de los afortunados testigos.

La localidad italiana de Maranello se despertó este jueves al amanecer con un sonido muy especial, que demuestra que la temporada 2020 de Fórmula 1 de la Scuderia Ferrari está nuevamente en marcha.

Tal vez te interese:  Revela la F1 “Plan cero emisiones de carbono para el 2030”

Para conmemorar esta ocasión especial, que llega después de algunos meses terribles debido a la pandemia del coronavirus, llegó el sonido del SF1000 pilotado por Charles Leclerc a través de una ruta verdaderamente única.

Después de cruzar una Via Abetone Inferiore desierta, el SF1000 transitó frente a la Gestione Sportiva en Via Enzo Ferrari 27, donde se diseñan todos los monoplazas de Fórmula 1 de la estructura italiana desde 2015.

Tal vez te interese:  Pilotos de la F1 responden al llamado de Lewis Hamilton, condenan asesinato de George Floyd

Posteriormente, Charles pasó delante del Museo Maranello, otro Edificio importante para los entusiastas de la firma transalpina, que alberga algunos de los Ferrari más bellos construidos. Antes de llegar al punto de destino, el Circuito de Fiorano, el ’16’ ha dado gas a través de Via Gilles Villeneuve.

Al respecto Charles Leclerc opinó:

“Normalmente no me gusta levantarme temprano, pero esta mañana había una buena razón para hacerlo. Quizás desperté a algunas personas, pero fue genial conducir por las calles de Maranello en el SF1000”.

Charles Leclerc recorre las calles de Maranello piloteando el SF1000

COMPARTIR