Bromas raciales, las escenas con alto contenido sexual y el humor con clasificación para adolescentes y adultos fueron parte del secreto de Deadpool, que “obligó” a crear una segunda parte igualmente exitosa.

Si tienes una primera y segunda parte exitosa, lo más probable es que quieras continuar por el mismo camino, sin embargo, en todo “plan perfecto” siempre existen las variantes y en este caso fue Disney.

Como sabemos Fox era dueño de los derechos de varios superhéroes de Marvel como Los 4 Fantásticos y precisamente nuestro antihéroe Deadpool y cuando fue adquirida por Disney y el nuevo patrón dictas las reglas.

Tal vez te interese:  Marvel quiere a Kingpin de Vincent D'Onofrio en el UCM

Entre estas nuevas reglas es que al parecer Deadpool 3 sería cancelado, sin explicación aparente, aunque conociendo la filosofía de Disney era de suponerse que precisamente las bromas raciales, las escenas con alto contenido sexual y el humor con clasificación para adolescentes y adultos no se “apegan” a los valores de la casa del ratón.

Tal vez te interese:  A 40 años de su estreno, ‘Rocky’ estrenará documental

Sin embargo, de acuerdo con We Got This Covered, Kevin Feige quien ha estado a la cabeza de todos los films de Marvel, está presionando a los productores de Deadpool para que la próxima cinta de mercenario sea más amigable para la familia y se ajuste a los valores de la compañía.

Ryan Reynolds, protagonista / Productor / co-guinista de Deadpool al parecer es el único contrapeso frente al ejecutivo, ya que asegura que incluso con la clasificación R su película resultó muy lucrativa.

Tal vez te interese:  Netflix llega con estos estrenos en agosto

Por lo pronto la moneda está en el aire y aun las negociaciones continúen, esperemos que Disney entienda que existe un público maduro que no sueña con princesas, ni comprar peluches. No todo es Star Wars.

Deadpool 3 sí, pero a un costo demasiado alto

COMPARTIR