La importancia que tiene XE para la marca es de vital ya que Jaguar Land Rover quiere vender más, así de sencillo en el papel, aunque en la realidad no lo es tanto. Desde hace años el modelo de entrada de la armadora inglesa había sido el XF (4.95 metros de longitud) que competía no sólo en prestaciones y dimensiones con BMW Serie 5 (4.91 metros), Audi A6 (4.93 metros) y Mercedes-Benz Clase E (4.88 metros), sino también en precio.

La llegada de XE nos habla del agresivo plan de negocios que tiene Tata Motors (dueña de la marca) que comprende en una primera etapa la creación de modelos que revitalicen la imagen que se quedó un tanto dormida en parte por una desafortunada administración de tuvo en manos de Ford.

Sin embargo hoy la historia es otra y Jaguar XE tiene que moverse en un segmento más dominado por los alemanes con adversarios que llegaron antes y supieron hacerse del gusto de los consumidores. Audi A4, BMW Serie 3, Mercedes-Benz Clase C por los alemanes y con otros que han llegado de Japón como el Lexus IS o el Infiniti Q50.

XE buscar al joven ejecutivo que tenga gustos clásicos, pero no por eso antiguos, en este auto, el personal de Ian Callum –diseñador en jefe de la marca- supo homogenizar lo señorial que los definen con las demandas en líneas de los tiempos actuales, es como si Jaguar no quiera seguir tendencias y rasgos automotrices claramente dominada por las angulosas líneas que viene de oriente.  

Tal vez te interese:  Yahoo! está a la venta

Peor antes del diseño, primero lo de adentro… En este sentido Jaguar comenzó desde cero, con la creación de un monocasco de aluminio. “Hasta un 75% de la carrocería es de este material –de diferentes series-, mientras que el 25% restante es de acero –empleado en puertas y portón trasero, y algunos elementos de la suspensión-.  El peso de la carrocería sin contar la pintura es de sólo 342 kg, y es un 20% más rígida que la de un XF. Además, parte de ese aluminio procede de material reciclado, lo que supone un ahorro en las emisiones totales de CO2” promete la marca.

De origen viene destinado a una tracción trasera, sin embargo en algunos países anunciaron un sistema de tracción integral que –por el momento- solamente puede ir asociado a la versión Diesel más potente de 180 hp.

La tracción trasera recibe ayuda cuando el sistema detecta una falta de adherencia, transfiere tracción a las delanteras que pudimos poner a prueba en un camino que constó de ciudad, carretera con curvas en ángulos que requerían de toda nuestra concentración e incluso un poco de terracería.

Tal vez te interese:  El nuevo look de Messi un conflicto para FIFA 17

La oferta para México llega con 2 motores, un 4 cilindros turbo de 2.0 litros y 240 hp con un consumo estimado de 13.33 km/litro y un V6 supercargado de 3.0 litros y 340 hp con un consumo aproximado a los 12.35 km/litro.

Su modelo más potente desafortunadamente queda detrás de su competencia, tan solo recordemos que el Mercedes-AMG C63 S llega a desarrollar 510 hp.

Cuenta con una transmisión automática de 8 cambios y una dirección eléctrica asistida y el Jaguar Drive Control, que nos deja elegir entre los modos de manejo Eco, Normal, Invierno y Dinámico. También incorpora el All Surface Progress Control que ayuda a maximizar la tracción a bajas velocidades en caminos difíciles, especialmente en nieve con el modo invierno.

Un vehículo que se haga llamar Premium, que se oferte en dólares y que desea seguir compitiendo tiene poco –o nulo espacio- para cometer errores y claramente XE es adecuado a las exigencias y nuevamente quiere marcar su ley.

El interior es sobrio, pero altamente tecnológico, botones, adornos y perillas claramente fueron eliminados, dando paso a una atmósfera neutra que no requiere de una lectura previa al manual del conductor para entender su funcionamiento.

Prueba de ello está la innovadora tecnología HUD láser (para la proyección de imágenes en color en el parabrisas), la cámara estereoscópica frontal (para el frenado inteligente autónomo, el reconocimiento de señales, y al aviso de cambio de carril), así como avanzados sistemas de ayuda a la conducción. Por ejemplo, el control de crucero adaptativo, la monitorización del ángulo muerto, el sensor de aproximación de vehículos y detector anticolisión para la marcha atrás, o los asistentes de aparcamiento en batería y en línea.

Tal vez te interese:  Spider-Man Homecoming segundo tráiler

A ellos se une el completo equipo de infoentretenimiento “InControl” que  consta de una pantalla táctil de ocho pulgadas con botones de acceso rápido, control por voz, bluetooth, conexión USB, música en streaming, punto de acceso WiFi hasta para ocho dispositivos.

Desde el sistema se puede interactuar con las aplicaciones del teléfono móvil (tanto en Android como en iOS), aunque sólo se podrán utilizar aquéllas que han sido aprobadas por Jaguar. Sin duda la funcionalidad más destacada será la posibilidad de conectarse al vehículo de forma remota –a través del smartphone- para, por ejemplo, programar la climatización, arrancar el motor a distancia, o configurar el desbloqueo de puertas.

Tampoco podía faltar un sistema de sonido de máxima calidad, en su versión básica con 6 altavoces y 250 W, o en la versión tope de gama firmado por Meridian, con 10 altavoces y 380 W. 

COMPARTIR