Martin Winterkorn, expresidente de Volkswagen, será juzgado por fraude después de que un tribunal alemán aceptara los cargos que se le imputan por su papel en el caso del software que alteraba las emisiones de algunos vehículos diésel de la firma cuando estaban siendo objeto de pruebas de laboratorio.

A cinco años de conocerse “está táctica” de Volkswagen, es ahora cuando un alto directivo será juzgado.

Días después de darse a conocer esta manipulación nombrada como el diesegate, Winterkorn presentó su renuncia tras aceptar la “responsabilidad” de lo ocurrido, a pesar de ser consciente de “no haber hecho nada equivocado”.

Tal vez te interese:  Britney Spears se sube al Carpool Karaoke

En ese entonces la máxima cabeza del grupo automovilístico declaró:

“Como presidente acepto la responsabilidad por las irregularidades halladas en los motores diésel y por ello he pedido al consejo de supervisión que apruebe mi cese en las funciones como presidente del grupo Volkswagen”.

El expresidente y otros cuatro directivos del consorcio fueron acusados el año pasado por el caso del diésel y un tribunal de Braunschweig (Alemania) permitió este miércoles que el caso procediese, pero modificó algunos de los cargos, señalando que los sospechosos también podrían ser juzgados por actuar como una banda criminal.

Tal vez te interese:  TAG Heuer rinde homenaje a Ayrton Senna

En septiembre de 2015 salió a la luz que Volkswagen había instalado ilegalmente un software para alterar los resultados de los controles técnicos de emisiones contaminantes en 11 millones de automóviles con motor diésel, vendidos entre 2009 y 2015.

Como resultado de este fraude, sus motores habían superado con éxito los estándares de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA). Los vehículos implicados emiten en condiciones reales hasta 40 veces el límite legal de óxidos de nitrógeno.

Tal vez te interese:  Reino Unido legisla en el tema de conducción autónoma

En octubre de 2016 Volkswagen pactó con las autoridades de Estados Unidos pagar $17,500 millones de dólares como compensación a los propietarios de los vehículos afectados y a los concesionarios.

Adición a esto, igualmente en Estados Unidos deberá pagar al Departamento de Justicia una multa de $4,300 millones de dólares.

Expresidente de Volkswagen, será juzgado por el caso del diésel

COMPARTIR