Desde que presentó la propuesta de fusión con Renault, que luego fracasó y más allá de muscle cars adicionados de anabólicos y novedades en vehículos todo terreno, FCA había presentado pocas noticias que nos hablaran de un futuro sólido de la compañía.

Sin embargo, esta tendencia se ve claramente transformada, luego de que el director de operaciones de FCA para Europa, Medio Oriente y África, Pietro Gorlier, anunció la inversión que será la mayor apuesta de la compañía italo-estadounidense en un vehículo eléctrico.

Tal vez te interese:  Agencia Digital de Innovación Pública de CDMX

“El plan está confirmado”, dijo Gorlier, asegurando que el frustrado plan de fusión con Renault, que demandaría $ 35,000 millones de dólares, no hará pausar la inversión en autos eléctricos.

Según FCA, la fabricación del e-car se hará en una nueva línea de producción en la planta de Mirafiori, Turín. La producción del Fiat 500 eléctrico arrancará en el segundo trimestre de 2020, y FCA espera alcanzar un ritmo de unas 80,000 unidades anuales al cabo de un par de años. Es posible que la capacidad de producción se amplíe más adelante, algo que dependerá como es lógico de la demanda que tenga este urbano alimentado por baterías.

Tal vez te interese:  Desarrolla Jaguar sonido para proteger a peatones ‘vulnerables’

Esta electrificación tiene sentido, si tomamos en cuenta que El Fiat 500, lanzado a finales de la década de 1950, se convirtió rápidamente en un símbolo del diseño de autos urbanos italianos.

En 2007 cuando Fiat decidió relanzar el modelo como una reinterpretación moderna del clásico, y también ha sido un éxito, superando las 2 millones de unidades producidas y colocándose como el modelo más vendido de Fiat durante los últimos dos años.

Tal vez te interese:  Adam Levine conduce el Porsche Mission E en Los Ángeles

Del “Topolino” han surgido variantes como: deportivas firmadas por Abarth, descapotables, los 500L y 500X más recientes, o ediciones especiales asociadas a marcas de moda (Gucci o Diesel), por ejemplo.

Fiat 500e se fabricará en 2020 en Mirafiori, Turín

COMPARTIR