Durante siete décadas, los vehículos de Land Rover se han ganado un lugar especial en el corazón de los exploradores, las organizaciones humanitarias y las familias más aventureras de todo el mundo. El nuevo Defender se ha probado en los entornos más duros del planeta para garantizar que hace honor a su linaje.

El nuevo Defender completa la dinastía de Land Rover y de acuerdo con la marca, la versión 110 es solo el comienzo de una familia compuesta por los vehículos todoterreno con más prestaciones y más resistentes del mundo. En breve le seguirán la versión compacta 90 de batalla corta.

El nuevo Defender es inconfundible gracias a su distintiva silueta con mínimos voladizos delanteros y traseros para conseguir ángulos excelentes de ataque y salida.

La marca asegura que los diseñadores de Land Rover reinterpretaron las señas de identidad del Defender para el siglo XXI al darle una funcional presencia angular con pequeñas ventanas alpinas en el techo, pero manteniendo a la vez el portón trasero con bisagras laterales y la rueda de repuesto instalada en el exterior que siempre ha caracterizado al modelo original.

“El nuevo Defender es respetuoso con su pasado, pero no está atado a él. Este es un nuevo Defender para una Nueva Era. Su personalidad única se acentúa por su silueta distintiva y sus equilibradas proporciones, lo que lo hace altamente deseable y muy capaz: un 4×4 visualmente atractivo que lleva su integridad de diseño e ingeniería con un compromiso inquebrantable”.

GERRY MCGOVERN CHIEF DESIGN OFFICER, LAND ROVER

La personalidad minimalista del Defender original se conserva en el interior, donde los elementos estructurales y las sujeciones, que suelen estar ocultos, se dejan a la vista para aumentar la sensación de sencillez y funcionalidad. Una de las características es la facilidad de instalar un asiento auxiliar central opcional en la parte delantera para crear una fila de tres asientos, como en los primeros modelos de Land Rover.

Tal vez te interese:  El Quijote de la mano de Disney

El resultado es que el Defender 110 ofrece configuraciones de cinco, seis o 5+2 plazas con un espacio de carga detrás de la segunda fila de hasta 1,075 litros y hasta 2,380 litros cuando la segunda fila está plegada.

El Defender 90 diseñó con seis plazas y la longitud de un vehículo compacto de cinco puertas.

Tal vez te interese:  En Europa Jaguar Land Rover ‘moderniza’ a sus clásicos

El nuevo Defender superó más de 62,000 pruebas antes de dar por finalizada la fase de desarrollo, mientras que la arquitectura de la carrocería y el fueron chasis diseñados para soportar la prueba de fenómenos extremos de Land Rover, que consiste en someter al vehículo a impactos repetidos y mantenidos, por lo que va más allá de los estándares habituales para SUV.

Tal vez te interese:  Jaguar-Land Rover confirma la llegada de 3 nuevos productos

La arquitectura de la carrocería ofrece una altura al suelo de 291 mm y una geometría todoterreno de talla mundial, por lo que la versión 110 puede presumir de unos ángulos de ataque, ventral y salida de 38, 28 y 40 grados (cotas todoterreno), respectivamente. La profundidad de vadeo máxima de 900 mm se combina con el nuevo programa Wade del sistema Terrain Response 2 para garantizar que los conductores puedan vadear aguas profundas con total confianza.

En el momento del lanzamiento, la gama de gasolina incluye un motor de cuatro cilindros P300 y un potente P400 de seis cilindros con la eficiente tecnología eléctrica mild hybrid. Como alternativa, los clientes pueden elegir entre un par de motores diésel de cuatro cilindros (el D200 y el potente D240) con un consumo de combustible de 7.6 litros a los 100 km.

Llega al escenario, el nuevo Land Rover Defender

COMPARTIR