Aparecen en los portales de internet gastando sus millones de dólares, viajes exóticos, autos de lujo y grandes joyas sin embargo parece que no todo es miel sobre hojuelas y artistas musicales demandan más. 

Tras la práctica desaparición de la música en forma física (CD) y la bipolaridad en las cifras de las descargas musicales, una de las fuentes donde muchos usuarios, sobre todos los más jóvenes, acuden para escuchar música de manera gratuita es YouTube.

Tal vez te interese:  ¡Los hermanos Russo producirán una serie para Netflix!

Lo anterior ya causó una gran molestia para los creadores de este contenido. Liderados por la cantante Taylor Swift, quien abandonó la plataforma Spotify para convertirse en exclusiva del servicio de suscripción de Apple (el único en el que están sus trabajos al completo) y un conglomerado de casi 180 artistas y poderosas discográficas como Universal Music, Sony Music y Warner Music, firmaron una petición al Congreso de EEUU para que modifique la normativa Digital Millennium Copyright Act, que regula los contenidos en Internet.

Tal vez te interese:  Louis Vuitton “encadenará” el olor a nuevo

De acuerdo con los demandantes, esta ley permite a las compañías de tecnología generar grandes beneficios, mientras que los ingresos de compositores y artistas siguen disminuyendo.

En este sentido, en una carta abierta publicada en sitios de noticias de Washington DC como Politico, The Hill y Roll Call, los demandantes aseguran “La DMCA ha permitido que las corporaciones tecnológicas crezcan y generen enormes beneficios al facilitar que los consumidores puedan llevar casi cualquier canción grabada en la historia en su bolsillo a través de un teléfono inteligente, mientras los ingresos de los compositores y los artistas continúan disminuyendo”. 

Tal vez te interese:  Shazam! lo logró, tendrá secuela

descarga-1-e1466566953373.png

COMPARTIR