Lo que parecía una utopía, un rumor con pocas posibilidades de llevarse a cabo, se hizo realidad: el primer ministro británico Boris Johnson confirmó a un columnista del The Financial Times, la prohibición de vender coches térmicos a partir del 2030 en Reino Unido.

El primer ministro británico Boris Johnson, así lo confirmó:

“Estamos a tan sólo diez años de ver cómo en Reino Unido se prohibirá la venta de cualquier vehículo nuevo térmico, diésel o gasolina, centrando así la atención desde este año en coches eléctricos e híbridos enchufables”.

Esta prohibición a la venta de coches térmicos es parte de un plan conformado por 10 puntos que se propuso para hacer que el Reino Unido sea neutral en carbono para el año 2050, y que “será detallado más adelante por el gobierno británico”.

Tal vez te interese:  ¡La camioneta eléctrica Rivian R1T es manejada al extremo!

En la columna escrita en el diario británico, Boris Johnson declaró:

“El Gobierno invertirá casi tres mil millones de libras en vehículos eléctricos, conectando todo el ámbito nacional con puntos de carga y creando baterías de larga duración en las gigafábricas del Reino Unido. Esto nos permitirá poner fin a la venta de nuevos automóviles y camionetas de gasolina y diésel en 2030″

Lo anterior si duda, es una excelente noticia, para la movilidad libre de combustibles de origen fósiles.

Tal vez te interese:  Maybach podría centrarse únicamente en vehículos de ultra lujo eléctricos

Reino Unido prohibirá la venta de coches térmicos a partir del 2030

COMPARTIR