Stefano Domenicali, hasta ahora presidente y consejero delegado de Lamborghini, se convertirá en presidente y director ejecutivo de la Fórmula 1 a partir del próximo 1 de enero, en sustitución de Chase Carey, quien da un paso atrás y asumirá el nuevo cargo de presidente no ejecutivo.

En los últimos años, Domenicali fungió como presidente y consejero delegado del fabricante italiano de automóviles deportivos Lamborghini y también ejerció como presidente de la Comisión de Monoplazas de la FIA.

Tal vez te interese:  Lincoln apuesta por las SUV, presenta la Lincoln Corsair

Luego de dar a conocer esta noticia, Stefano Domenicali aseguró:

“Estoy encantado de unirme a la organización de la Fórmula 1, un deporte que siempre ha sido parte de mi vida. Nací en Imola y vivo en Monza. Me he mantenido conectado con el deporte a través de mi trabajo con la Comisión de Monoplazas de la FIA y espero trabajar con los equipos, promotores, patrocinadores y muchos socios de la Fórmula 1 para seguir impulsando el negocio”

Ante esto, Lamborghini emitió un escueto comunicado en donde agradece a Domenicali el tiempo laborado al interior de la firma automotriz:

“Desde que se unió a Lamborghini en 2016, Stefano Domenicali ha guiado a la compañía a través de un crucial y excepcional periodo de transformación, en el que destaca la introducción del Urus, la contratación de más de 700 empleados, la duplicación de las ventas a nivel mundial y un aumento significativo de la reputación de la marca en todo el mundo”

Stefano Domenicali deja presidencia de Lamborghini para irse “al frente” de la Fórmula 1

COMPARTIR