Parece que hasta al mejor cazador se la va la liebre. La NASA equivocó el etiquetado de una bolsa con un importante contenido interior y cuyo destino final debería de ser una vitrina de un museo que hacer honor a las expediciones a la luna; sin embargo, como en muchos casos la vida es imperfecta, como imperfecto somos los humanos.

Tal vez te interese:  Avión de los Patriotas transporta mascarillas desde China

La equivocación se dio a conocer luego de que la compradora enviara los restos a autentificar al centro espacial de la NASA y esta agencia señalara que no había autorización para que ese objeto saliera de su inventario como parte de los productos u objetos de “poca importancia” que fueron subastados el 15 de febrero de 2015… Más de un año después se dieron cuenta fortuitamente del error.

Tal vez te interese:  Hyundai trabajan ya en su vehículo autónomo del 2021

Afortunadamente para la NASA, la compradora de este importante objeto histórico accedió “sin problemas” a regresar las piedras lunares a sus dueños originales, claro luego de que la agencia espacial prometiera reembolsarle los $ 995 dólares que originalmente había pagado por ellas.

Roca_lunar1.jpg550529main_MoonRock4-800.jpgbase_image-39.jpg

COMPARTIR