Si bien el negocio de Apple no es la venta de oro, estas piezas recuperadas le ahorran –al menos algo por el volumen del negocio-en la recompra de este material que funge hasta el momento como uno de los mejores conductores de electricidad que tienen una nula capacidad a la corrosión. La plata en sí es un mejor conductor, pero su resistencia es mínima a la corrosión. El cobre es muy barato, pero mueve los electrones de forma muy lenta para algunas de las funciones de computación más importantes.

Tal vez te interese:  Lanza Nike zapatillas versión PlayStation

Gracias al programa Apple Renew, de cual ha cosechado importantes logros, también recolectó 10 millones de kilos de acero; 5,8 millones de kilos de plástico; 5,4 millones de kilos de vidrio; 2 millones de kilos de aluminio; 1,3 millones de kilos de cobre y 2.900 kilos de plata, detalla la compañía a través de un comunicado.

Tal vez te interese:  ¿A qué le tiras cuando juegas mexicano?

La compañía además empezó a usar una nueva línea experimental de robots llamada Liam. Están diseñados para desbaratar 1,2 millones de teléfonos al año, separando todos los componentes. Los prototipos Liam operan en California y Países Bajos.

Apple dice que reutiliza muchos de los materiales que extrae de los teléfonos reciclados. Eso reduce la necesidad de extraer esos metales y materiales de la tierra.

Tal vez te interese:  James Cameron ya rueda las secuelas de Avatar

a449758d5feca22f1b7370dd9acb1590dcf87fac-tc-img-preview.jpgapple-liam-iphone-recycling-robot-parts-1020x610.jpg

COMPARTIR