Información de último momento, científicos australianos acaban de descubrir luego de realizar pruebas con ratones, que el virus del coronavirus se queda en la garganta atrapado durante tres días antes, ante de atacar al organismo.

Entro abre una ventana hacia una posible cura ya que es posible acabar con él durante esta primera etapa si el individuo bebe mucha agua tibia con sal y tres gotas de vinagre…

¡Alto! Lo que acabas de escuchar es una noticia falsa o Fake News, un fenómeno que amenaza con cambiar la política moderna e impacta en todo el mundo. Ya sabes: “yo tengo otros datos”.

Las fake news, confunden, mueven campañas, alteran resultados económicos, pueden acabar con la reputación de la gente.

Tal vez te interese:  ¿Qué autos tienen un mayor valor de reventa?

La información es un arma muy poderosa en política, por ejemplo. Los rumores y noticias falsas se elaboran para perjudicar al resto de partidos o movimientos ideológicos.

Algunos candidatos no dudan en utilizar informaciones falsas para atacar a sus oponentes. Durante las elecciones de Estados Unidos en 2016, la campaña de Donald Trump puso la posverdad, los hechos alternativos y las fake news en el centro del debate.

Y lo peor… caemos, la mayoría de las veces redonditos.

La cualidad de las Fake News es que en seguida se convierten en virales, hoy en día es posible, con recursos económicos plagar los muros de las redes sociales con todo tipo de información sin verificar.

Tal vez te interese:  Las reglas de la moda se relajan

Difundir noticias falsas puede tener consecuencias muy graves, desde difamar a una persona y destruir su reputación (con todos les efectos que ello conlleva a largo plazo), hasta influir en la opinión pública o provocar alarma social.

¿Pero cómo combatir las noticias falsas?

Usa el sentido común… el menos común de los sentidos, dicen.

Hay una serie de comprobaciones que puedes realizar fácilmente y que te permitirán confirmar la veracidad de una información: la fecha en que se publicó, si hay faltas de ortografía o errores en el texto, si las imágenes están pixeladas o parecen retocadas…

Otro aspecto que debes de tener en cuenta es la fuente de información: ¿es un diario reconocido, un portal web oficial o un blog con pocos seguidores? Si no estás seguro, es mejor contrastar la información con otros medios más fiables.

Tal vez te interese:  El Empire State, reconoce a los médicos por su labor vs el Covid-19

Revisa el tipo de notas que publica la fuente informativa. Leyendo el histórico, es posible darse cuenta si tiene algún tipo de tendencia política, social, ideológica o cultural.

Y si tienes dudas, no compartas, la desinformación es un enemigo que todos tenemos y podemos combatir.

Aaaa y el dióxido de Cloro, el ajo, la miel caramelizada, las gárgaras con agua con sal o las paletas de miel con limón del Doctor Simi, no combaten al Coronavirus.

Así puedes reconocer una Fake News

COMPARTIR