Audi informó que adhirió a la gama Q (Q7, SQ7, SQ8 y RS Q8) un sistema de estabilización activa electromecánica del balanceo (eAWS), tecnología que transfiere un mayor confort, pero, sobre todo, “un mínimo balanceo en las curvas”.

Audi explicó que el eAWS permite que las barras estabilizadoras de los ejes delantero y trasero puedan controlarse en función de la situación de la conducción, gracias a la ayuda del sistema eléctrico principal de 48 voltios y mediante unos actuadores.

Tal vez te interese:  Sustituirán taxis de gasolina por híbridos en la CDMX
La tecnología eAWS que convierte a los SUV de Audi en deportivos.

La marca automotriz alemana explicó que este sistema es especialmente útil en los vehículos de estas características puesto que al tener un mayor peso y un centro de gravedad más alto, su carrocería tiende a inclinarse más hacia el exterior en las curvas que en los modelos con un centro de gravedad posicionado más bajo.

Tal vez te interese:  Buick Enclave 2018 es toda una realidad

El eAWS reduce el balanceo de la carrocería, proporcionando una conducción más deportiva y segura. Por ello, subraya la versatilidad de los modelos Q más grandes. Puede funcionar de forma activa en las ruedas delanteras y en las traseras, influyendo así en el comportamiento dinámico del coche, como la tendencia al subviraje o al sobreviraje.

El sistema eAWS, asegura la marca, proporciona al conductor una sensación al volante de precisión y estabilidad en cualquier situación, y permite mejorar el comportamiento dinámico del vehículo.

Tal vez te interese:  BMW Z4 2019, el biplaza de BMW está de vuelta

En conducción deportiva y en curvas tomadas a alta velocidad, el vehículo se siente más estable, como si se pegara a la carretera. Audi seleccionó una configuración que no neutraliza completamente el balanceo, pero que proporciona una auténtica sensación de seguridad y control.

Audi agrega “estabilidad en curvas” a algunos modelos de su línea Q

COMPARTIR