El blogging consiste en publicar contenido breve y de valor en un sitio web. Para las marcas, es un “diario” en el que muestran tendencias e información relacionada con su especialidad.

Y como usuario, ¿qué beneficios te da este tipo de blogging? Para empezar, es una estrategia menos invasiva que la mercadotecnia tradicional. En vez de sufrir por las ventanas emergentes o los banners, las marcas se preocupan por darte información útil que realmente te importa.

Cuando buscas algo en internet es probable que encuentres una marca sin buscarla, gracias a su blog. Éste se relaciona con tu vida diaria, desde los proyectos hazlo tú mismo para mejorar tu casa hasta las recetas que los chefs más prestigiosos recomiendan.

Tal vez te interese:  Esta es la relación de los mexicanos con Internet

También lo descubres cuando tus amigos en Facebook o Twitter comparten un enlace que llama tu atención y das clic para conocer más. De hecho, 83 por ciento de las personas confían en este tipo de recomendaciones, según el Reporte global de confianza de la publicidad 2015 de Nielsen.

En algunas ocasiones, las compañías te ofrecen cosas gratis como cursos, libros o seminarios, y es cierto que para obtenerlas, te piden datos personales que no siempre estás dispuesto a compartir, pero ambos pueden beneficiarse. Las empresas llegan a conocerte mejor mientras tú recibes un trato más personal y cercano. Otras veces, no consumes lo que la compañía ofrece, pero sí acudes a ella porque te gusta lo que publica y confías en su experiencia.

Tal vez te interese:  Hidrógeno: ¿de verdad se puede generar a partir de viento y agua?

Además de blogs, seguro has visto otras herramientas de marketing inbound como los boletines de correo electrónico, videos y promociones en redes sociales. Éstos son una forma de interactuar con las empresas, al seguirlas de acuerdo a tus gustos y aficiones.

Estas nuevas formas de comunicación –en las que participas directamente– fomentan una toma de decisión más informada, basada en un valor de adquisición que va más allá de los precios, convirtiéndote incluso en fan de la marca.

Tal vez te interese:  En la moda, las redes sociales hablan

img_1128.jpg

img_0968.jpg

COMPARTIR