Poco más de 51 años han pasado desde que el comerciante Mario Medrano y los estudiantes Mario Jesús Ríos y Gladys Pereyra, compraron el primer boleto hecho en papel francés de color anaranjado que daba acceso al metro en 1969, sin imaginar que, a través del tiempo, éste tendría una evolución desde diseño, color y costo.

Personalidades como: Benito Juárez, Venustiano Carranza, Emiliano Zapata, María Félix, Octavio Paz, Diego Rivera, El Santo, Alex Lora, personajes de historietas como La Familia Burrón o el astronauta Rodolfo Neri, han aparecido en las caratulas de los clásicos boletos.

La transformación que han tenido es considerable, si se toma en cuenta que, a partir de 1969, ha ido cambiando de diseño, ya sea en plantillas con cinco boletos, “abonos” con los cuales se podía accesar las veces que fueran necesarias al día por el mismo costo, planillas con 25, tarjetas digitales o ahora en Código QR.

Cabe señalar que las autoridades capitalinas han tratado de mejorar el servicio, trenes, estaciones, pero de manera muy lenta si lo comparamos con otros metros del mundo donde la tecnología aparece en todo momento.

Tal vez te interese:  WhatsApp no debe de compartir información: UE

Por eso, el 17 de octubre de 2005, comenzó el proyecto para efectuar el pago electrónico en el Metro y fue justo el 17 de junio de 2006 cuando el Sistema de Transporte Colectivo Metro, lanzó a la venta tarjetas recargables en diversas fases: en la primera se vendieron 12 mil cuyo costo era de 300 pesos que cubría 150 viajes; la segunda, que fue en septiembre de ese año, se vendieron 5 mil 500 más con un costo de 200 pesos y equivalente a 100 viajes y la tercera, que en febrero del 2007, fueron un millón de tarjetas vendidas, las cuales costaban 10 pesos y ya para el 2008 la cifra aumentó a 1 millón 200 mil tarjetas recargables vendidas.

Ahora bien, con el paso de los años, justamente el 16 de octubre de 2019, autoridades lanzaron la Tarjeta de Movilidad Integrada, la cual mediante el pago electrónico y de uso recargable, sirve para usarse en cualquier sistema de transporte público en la Ciudad de México, ya sea Metrobus, Cablebus, EcoBici, Trolebus, camiones de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP) y para el mismo Metro.

Tal vez te interese:  Habrá restricción de hologramas 0 y 00 en Edomex

Hoy en día y gracias al avance tecnológico tanto en materia de transporte como en sistemas digitales, el Gobierno de la Ciudad de México, analiza la posibilidad de insertar lectores de códigos QR en el Metro para evitar aglomeraciones y agilizar el acceso como también para combatir la reventa de boletos, práctica ya común en los últimos años hecha por hombres, mujeres y menores de edad que ofrecen boletos en siete pesos, dos más al precio en taquilla y tarjetas en 50 pesos con cargas de 120, con el objetivo de evitar largas filas y demoras de tiempo a los usuarios ante la opacidad de algunas autoridades.

Al respecto, Florencia Serranía, directora del Sistema de Transporte Colectivo Metro, explicó que los nuevos validadores ya se están probando con un nuevo boleto para cambiar el de papel por uno ya traído en cualquier teléfono, con el objetivo de brindar un mejor servicio a los millones de usuarios.

Tal vez te interese:  Toyota Mirai muestra una revolución de la marca

Asimismo, agregó que se trabaja en este sistema para también evitar demoras de tiempo de los pasajeros y, por ende, recurren en algunos casos a la reventa, comprándolos en un 40 por ciento más caros.

Cabe señalar que también personal del Metro trabaja en los torniquetes inteligentes que ya se encuentran instalados en algunas estaciones, caso concreto Zócalo, debido a la evasión de pago, ya que, según Florencia Serranía, las pérdidas ascienden a más de mil millones de pesos al año.

Por ahora, se realizan pruebas piloto para confirmar o descartar la aplicación QR ya que antes tendrá que ser evaluada para agilizar el acceso a los trenes, objetivo primordial en el que por años se ha trabajado con resultados medianos y obsoletos.

El Metro de la CDMX moderniza sus torniquetes

COMPARTIR