El Covid-19 aun no controlado, marcará un antes y un después en la humanidad. Todas las industrias, todas las relaciones interpersonales, todas las convivencias se modificarán a causa de la pandemia.

McDonald’s entiende el desafío de operar con un virus que parece, será una constante en nuestras vidas.

En este sentido la cadena esta comenzado a probar un nuevo esquema de restaurantes que podrían dar la seguridad necesaria para que los comensales puedan disfrutar de una hamburguesa de forma segura.

Tal vez te interese:  Mulan “retrasa indefinidamente” su estreno en China por el coronavirus

Específicamente en la ciudad de Arnhem -capital de la provincia de Güeldres- la cadena de comida rápida ha estado probando formas de mantener la distancia social una vez que se minimicen las medidas de confinamiento.

Ante esto, Eunice Koekkoek, portavoz de McDonald’s Países Bajos dijo a Reuters:

“Hemos intentado resolver cómo mantener a nuestros clientes y empleados seguros, a la vez que conservamos una atmósfera de restaurante. Estos son cambios drásticos, pero esperamos hacerlos de una forma en que los clientes no los noten demasiado”.

De esta manera, se espera que el nuevo diseño de los establecimientos propiedad de McDonald’s se adapten a las exigencias sanitarias para evitar un segundo brote de la epidemia.

Tal vez te interese:  El Coronavirus daña directamente a la industria automotriz

El sector del Fast Food nunca será igual: McDonald’s

COMPARTIR