Mercedes-Benz, Infiniti, General Motors, Volvo -por no hablar de Google, Tesla y Apple-, han decidido “quitarle el volante” a los autos. Lo beneficios, aseguran, serán palpables. Trayectos sin las decisiones del hombre –imperfecto por naturaleza- serán  más eficientes con autos que se comuniquen entre ellos. No más pedir y negar el paso se nos viene a la mente como primera opción.

Esta conducción autónoma esta quizá más cerca de lo que creemos, 2020, sí, cuatro años y los coches serán altamente automatizados, podrán conducirse solos en el tráfico pesado o a toda velocidad en una autopista sin ninguna intervención del conductor.  En 10 años los conductores podrán trabajar o incluso dormir durante su viaje.

Tal vez te interese:  Un todoterreno muy extraño: el Porsche 597 ‘Jagdwagen’

Pero no sólo autos, recientemente la empresa Otto ha prometido ser capaz de volver autónomo cualquier camión en autónomo con la ayuda de sensores.

Sin embargo todo cambio parece afectarnos de inicio, ya que  el 75 por ciento de los conductores dicen que no se sentirían seguros en un vehículo sin la operación humana, no obstante, el 60 por ciento de los conductores quisiera tener alguna característica autónoma, como frenos automáticos o que se estacionen solos, la próxima vez que compren un carro.

Tal vez te interese:  ¿Cómo recuperarnos después de correr un maratón?

Estas respuestas corresponden a un nuevo estudio de la Asociación Americana de Automóviles (AAA) de  mil 800 conductores.

Pero aquellos encuestados por la AAA dicen que confían en sus propias capacidades al volante. Muchos sienten que la tecnología es demasiado nueva y poco probada.

John Nielsen, director gerente ingeniería y reparación automotriz de la AAA, dijo que las encuestas sugieren que los conductores podrían estar sobreestimando sus propias habilidades. También cree que serán más proclives a confiar en los carros automáticos si se familiarizan con características como el frenado o estacionamiento automático.

Tal vez te interese:  Este es el proceso de producción del Nissan NOTE e-POWER

“Las personas que han tenido esas características tienden a quererlas y confiar en ellas. Tomará un largo camino para que empiecen a aceptar la tecnología autónoma”, indicó.

coche_sin_conductor.jpg

COMPARTIR