Mercedes Benz dio a conocer un reporte financiero en donde expone una pérdida en el segundo trimestre de $1,800 millones de dólares debido, principalmente, a un recambio de más de 800 mil vehículos de bolsas de aire defectuosas.

Estas bolsas de aire defectuosas fabricados por Takata fueron una verdadera tragedia para esa marca, pero también para muchas de las automotrices del mundo, que debieron llamar a revisión a millones de carros para retirarlos.

Tal vez te interese:  Mercedes presentó su ‘Flecha de Plata’ para la temporada 2019

En este reporte, la armadora alemana detalló que las ganancias del 2019 estarán significativamente por debajo del año pasado. Proyecta alcanzar los $ 11,100 millones de dólares, significativamente menos a los $ 12,500 millones dólares obtenidos un año antes.

Mercedes Benz culpó a mayores costos relacionados con el retiro de miles de airbags Takata, luego del problema de las explosiones. Así como por los riesgos legales y regulatorios del escándalo de emisiones de diésel.

Tal vez te interese:  Fiat 500e se fabricará en 2020 en Mirafiori, Turín

Mercedes Benz reporta menos ingresos, bolsas de aire defectuosas argumenta

COMPARTIR