Nueva York busca acabar con los embotellamientos a través de un cobro a los automovilistas que circulen desde la calle 60 hasta el distrito financiero. Esta medida fue promovida por el gobernador Andrew Cuomo y ratificado por el Legislativo neoyorquino.

De acuerdo con el diario El País, los costos del peaje varían dependiendo de los kilómetros recorridos, la tarifa inicia en $ 10 dólares y puede llegar hasta los $ 25 dólares.

Tal vez te interese:  ¿SUV de Ferrari toca la puerta?

La medida tiene un objetivo medioambiental, pero, sobre todo, su ambición será financiera: recaudar lo suficiente para poder modernizar su anticuada red de metro y de cercanías.

Estas tarifas comenzarían a partir del primer minuto de enero 2021 y cubrirá una zona que compre desde la calle 60 hasta el distrito financiero. Allí, la velocidad media es de 7,5 kilómetros por hora.

Tal vez te interese:  Para 2025, el 25 por ciento de los plásticos de Volvo serán reciclados

“La mayoría de los días es bastante más rápido bajarse del automóvil e ir caminando. En los últimos cinco años, además, se han sumado 80,000 vehículos que ofrecen servicios alternativos al taxi, principalmente operados por Uber y su rival Lyft”, aseguró el gobernador neoyorquino.

Además, detalló “si queremos que la ciudad siga creciendo”, es indispensable ser capaz de moverse. El dinero que se recaude irá a una ‘caja cerrada’ destinada exclusivamente a modernizar la infraestructura de transporte y el 80% de los fondos se concentrará únicamente en la red de transporte público de la ciudad. El resto se repartirá a partes iguales entre el servicio de trenes de cercanías que sirve a las comunidades Long Island y a los suburbios al norte”.

Tal vez te interese:  Donald Trump incentiva búsquedas del porno

Nueva York cobrará a automóviles por circular en Manhattan

COMPARTIR