Reebok principal patrocinador de la marca Crossfit decidió dejar esta importante y añeja alianza debido a los comentarios racistas de Greg Glassman, el director ejecutivo (CEO) de CrossFit.

Glassman, fue duramente criticado luego de publicar un tweet que parecía comparar la muerte de George Floyd con el coronavirus Covid-19, en el que sostuvo “It´s Floyd-19”.

Y aunque horas después Glassman, a través del Twitter oficial de CrossFit, ofreció disculpas: “por mi parte, CrossFit HQ, y la comunidad CrossFit no toleramos el racismo. Cometí un error por las palabras que elegí el día de ayer”, esto no impidió que la importante ropa deportiva y dos de sus principales deportistas lo abandonaran.

Tal vez te interese:  Volkswagen ID.3 comienza a fabricarse en planta alemana

Por el momento, además de Reebok, dos de sus mayores estrellas, Chandler Smith y, sobre todo, Noah Ohlsen, segundo en la edición pasada por detrás del tetracampeón Mat Fraser, renunciaron a participar en la próxima edición de CrossFit Games.

Noah Ohlsen publicó en su cuenta de Instagram lo siguiente:

“Estoy fuera. Esta es probablemente la decisión más difícil que he tenido que tomar nunca. Lo he estado pensando durante días, he consultado a muchos de mis seguidores más cercanos y, dicho todo esto, he decidido que, en conciencia, no puedo competir este verano en los CrossFit Games porque la organización no ha demostrado tener los valores con los que yo me alineo”.

Por su parte, Chandler Smith utilizó la misma red social para escribir:

“Espero que otros se unan a mi decisión para hacer presión y que desde CrossFit se pueda mejorar la organización de cara al futuro”.

La decisión de Reebok inicia el “efecto dominó”, se calcula que la marca deportiva deja a CrossFit $45 millones de dólares anuales, además de contar con toda una línea de ropa, calzado y accesorios alusivo a la marca en donde ambos compartirían los dividendos de las ventas.

Tal vez te interese:  El nuevo look de Messi un conflicto para FIFA 17

Pero, además en las siguientes 24 horas se borraron un centenar de gimnasios afiliados. Varias estrellas como Katrin Davidsdottir, Chris Spealler y Jason Khalipa se desmarcaron del “jefe”. Los campeonatos de clasificación para el gran evento de los CrossFit Games están en serio peligro.

Reebok deja el Crossfit por comentario racista

COMPARTIR