Tesla demostró que la electricidad como eje de la movilidad puede ser factible para todos sin importar que tan petrolhead seamos (o nos sintamos), su domino es indudable, sin embargo, si algo nos ha enseñado la historia es que todos los imperios caen. Roma tardó 500 años.

Esto por supuesto ni, lo deseamos, ni lo auguramos, el fin del dominio de Tesla la pronostica un estudio del Bank of America que revela que en unos años Ford y General Motors superarán en cuota de mercado eléctrico a Tesla, poniendo fin a un dominio de más de una década.

Al ser un precursor en este tipo de tecnología, la cuota de Tesla crece mes a mes. En países como Estados Unidos Tesla domina el sector con un 70% del mercado eléctrico. No obstante, este análisis estima que esa cifra va a bajar drásticamente en apenas tres años, pues considera que en 2025 Ford y General Motors venderán más eléctricos.

Los argumentos de dicho análisis son válidos, General Motors, conformada por las marcas de Chevrolet, Buick, GMC y Cadillac, apenas tiene tres modelos en el mercado: Chevrolet Bolt EV, Cadillac Lyriq y Hummer EV. Aunque ninguno de los tres puede ahora plantar cara a Tesla, lo que está por venir sí que lo hará. En la lista de futuros lanzamientos figuran estrellas como la Chevrolet Silverado EV o el Chevrolet Blazer EV, dos coches de mayor volumen.

En el caso de Ford, actualmente ofrece dos modelos que se están comportando como unos verdaderos campeones en ventas. Por un lado, está la Ford F-150 Lightning, el orgullo americano y por otro aun con sus problemas en la batería y el aumento en costos de fabricación, los pedidos en firme del Mustang Mach-E lo sitúan como unos de los vehículos eléctricos más importantes del mundo, por supuesto, siempre y cuando puedan sortear estos problemas.

El estudio estima que la caída de la cuota de mercado de Tesla será del 70% actual a tan solo el 11%.

Habrá que esperar si este escenario se cumple, porque si nuevamente nos vamos a la historia, para el ejército estadounidense, Vietman representaba una victoria relativamente fácil y todos sabemos cuál fue el desenlace.

¿Se acerca el fin del dominio de Tesla en EE. UU.?

COMPARTIR