500L.jpg

En cuestión de diseño, FIAT supo transmitir las líneas originales del 500 y agrandarlo sin que por eso perdiera esa magia retro a que nos tiene acostumbrado la marca, estas dimensiones le abren la puerta a Estados Unidos, masivos compradores que demandan vehículos de gran tamaño.

Sin embargo para México y todas las partes del mundo en donde se oferta cuenta con argumentos sólidos para ser excelentemente bien recibido. Por ejemplo el habitáculo del 500L es de gran tamaño, lo que podría ubicarlo incluso del renglón de las SUV lights como Ford Ecosport, Honda HRV o Chevrolet Trax, no obstante por las “formas y colores” este italiano se desean medir con MINI Countryman.

Siguiendo con la cabina, está diseñada para albergar cómodamente a cinco pasajeros de talla amplia, en la parte posterior tipo banca nos llamó la atención que el respaldo tiene una inclinación necesaria que la hacer ser muy cómoda, lo que no pasa con la mayoría de los vehículos con los que compite que prácticamente están a 90°-quizá este sea uno de los argumentos para ser el consentido del Papa Francisco-  un plus adicional es que la plaza trasera posterior a la del conductor se puede inclinar aún más de manera independiente.

Tal vez te interese:  Este es el proceso de producción del Nissan NOTE e-POWER

Al igual que su hermano menor el cinquecento heredó el gusto por los plásticos pintados al calor de la carrocería por doquier que simulan lo “metalizado” del modelo original del que provienen, pero ahora se conjugan aún mejor con una pantalla táctil de 6.5 pulgadas que forma parte del sistema multimedia Uconnect  que permite manejar el equipo de sonido y el sistema manos libres Bluetooth, cámara de reversa y sistema GPS entre otras funciones.

Tal vez te interese:  La motocicleta sin casco de BMW

150514_F_500L-Cat_27761BOK.jpg

130218_F_500L_105CV_49.jpg

El 500L destaca por tener una superficie acristalada muy amplia –incluso un toldo casi en su totalidad de vidrio- y gracias a ello es fácil tener un buen control de todos los objetos que nos rodean.

Asimismo la posición de manejo elevada y las formas de la carrocería permiten hacerse una idea de dónde empieza o acaba ésta, lo que ayuda a la hora de maniobrar.

FIAT 500L se mueve gracias a un motor de 1.4 litros con 160 caballos de fuerza que se acoplan a una transmisión automática de 6 velocidades que en manejo citadino resulta idóneo para las complicadas avenidas y maniobras que son prácticamente la constate en México.

Sin embargo cunado le exigimos un poco más y lo llevamos a su límite –en realidad al nuestro- parece no comprender sus medidas, se mueve ágilmente permitiéndonos tomar las curvas con una desfachatez que encanta. Inmediatamente se convierte un vehículo divertido y manejar.

Tal vez te interese:  Porsche 911 Turbo S Exclusive Series, en la cima de la personalización

Finalmente, una exigencia entre un porcentaje importante de los compradores mexicanos es la cajuela, en el caso de 500L tiene una capacidad de 343 litros que se pueden llevar hasta los 400 litros si plegamos los asientos.

LO QUE NO SE VE

Motor: V4, 1.4 l
Potencia: 160 hp
Par máximo: 184 lb-pie
Transmisión: Automática de 6 
Tracción: delantera      
Neumáticos: 225/45 R17
Vel. Máxima: 170 km/h
0-100 km/h: N.D.             
Consumo: 17.2 km/l
Autonomía: 850 km

SEGURIDAD

Frenos: Discos 
Asistencias: ABS, ESP
Bolsas de aire: seis

PRECIOS

Rango: Versión única: $389,900 pesos
Unidad probada: $389,900 pesos

COMPARTIR