Uno de los múltiples desafíos que tiene que sortear el manejo autónomo tiene que con la toma de decisiones. El camino esta lleno de variables y Tesla va perfeccionando este rubro.

En una computadora todo es terso y sin contratiempos, sin embargo, en el mundo real, el camino por ejemplo esta en mayor o menor medida “invadida” por baches (imperfecciones del mismo asfalto), en el caso de México, en algunas avenidas bien podrían filmar una película que hable de la superficie lunar.

Tal vez te interese:  Mercedes-AMG “baja” tecnología de los circuitos a vehículos eléctricos de “calle”

Tesla está trabajando ya en este apartado, empleando para ello toda la flota de cientos de miles de vehículos de la marca ya en circulación.

Cuando un vehículo0 Tesla circula con el Autopilot activado, no solo trata de llegar hasta su destino bajo la supervisión del conductor. El sistema está continuamente recopilando información de la ruta que realiza. Una información que posteriormente puede ser de gran utilidad para otros vehículos de la firma americana que realicen el mismo recorrido.

Tal vez te interese:  La retirada de un equipo o el positivo de un piloto no pararán la F1: Liberty

La red neuronal de Tesla va aprendiendo dónde están los peligros y cómo reaccionar ante ellos, para de este modo mejorar la seguridad de todos los vehículos del fabricante americano. Tesla asegura estar realizando actualmente cambios significativos en el código del Autopilot, que traerán mejoras importantes en su funcionamiento en un futuro cercano.

Tal vez te interese:  Con alma de aluminio, Ford F-150

Incluso Elon Musk detalló que la red neuronal de Tesla será capaz de aprender dónde se encuentran los baches en las carreteras para que el vehículo sea capaz de reaccionar adecuadamente cuando circula con el Autopilot activado, este el futuro muy, muy cercano.

Tesla aprenderá dónde están los baches en el camino para evitarlos

COMPARTIR