El legado, es la historia de un deportista, político, empresa o persona. Son esas palabras que dicen de nosotros cuando no estamos. Si hablamos de Toyota, los atributos que se me viene a la mente son confianza, durabilidad, ecología, lujo pensando en Lexus la marca de lujo de Toyota y se ahora se une una palabra más… deportividad: ya que el Toyota Supra está de regreso con una nueva generación que busca su sitio cerca de deportivos como el Porsche 718 Cayman, Audi TT RS o el BMW Z4.

Un boceto que se parece mucho al vehículo de producción y en realidad poco tiempo de espera para que el Toyota Supra fuera una realidad, un biplaza con líneas arriesgas, pero muy bien armonizadas que nos regresan esa sensación de que no tiene no todo tiene que ser práctico en la vida… también puede ser divertido.

Somos files a la idea de que una imagen dice más que mil palabras, pero en este caso sucede algo muy particular, las fotos e incluso los videos no le hace justicia este deportivo, ya que sonta tantas las curvas, tomas de aire y demás elementos de diseño perfectamente bien conjugado que una vez teniendo al Toyota Supra en vivo tuvimos que regresar a nuestro recorrido visual para cerciorarnos que lo que habíamos visto no fue parte de nuestra imaginación.

Tal vez te interese:  Fernando Alonso prueba el Toyota Hilux ganador del Rally Dakar

Destaca, mucho, el conjunto formado por la caída del cofre y sus luces delanteras, así como las formas de su parrilla, que a la vez se conjuga en armonía con la forma de su techo, de doble burbuja, un spoiler trasero que se da inicio a unas luces traseras que igualmente brindan una propuesta muy interesante de diseño.

Para la creación de este modelo, Toyota hizo una alianza con BMW quien aprovecho para desarrollar el también emblemático Z4, el cual no hemos tenido la oportunidad de manejar, sin embargo, Toyota asegura que, si bien debajo del diseño comparten prácticamente todos los elementos como motorización, tecnología, seguridad, suspensión, entre otros… las sensaciones de manejo son muy particulares para cada uno de los biplazas.

En el caso del Toyota Supra, esta puesta a punto en el manejo fue personalmente llevada a cabo por Akio Toyoda quien además de ser el Director Ejecutivo de la marca, es un apasionado por la velocidad, los que lo conocen dicen que, en este campo, también es bastante diestro.

En su interior la alianza entre Toyota y BMW para desarrollar este vehículo y el nuevo BMW Z4 es evidente.

Muchos de los mandos del Toyota Supra son heredados de la marca alemana, así como la disposición general de elementos.

La palanca de cambios, los mandos del sistema multimedia, su interfaz… Son elementos que estamos acostumbrados a ver en BMW y que ahora están presente en Toyota a través de este nuevo Supra.

Tal vez te interese:  Toyota y Fernando Alonso ganan las 24 Horas de LeMans

Llega en una única versión con un motor de 6 cilindros en línea, 3 litros, firmado por BMW con 340 caballos de potencia y si lo preguntan únicamente viene con una caja automática de 8 velocidades con opción de modo manual.

De acuerdo con Toyota, el Supra 2020 acelera de 0 – 100 km/h en 3.8 segundos, y para poner en contexto, un Porsche Cayman GTS lo hace en 4.1 segundos, el Audi TT RS, lo hace en 3.7 segundos, con lo cual queda claro que este Toyota es bastante rápido.

Una vez en marcha lo más evidente es lo cómodo que resulta. Los amortiguadores adaptativos están diseñados para ser cómodos en ciudad y en carretera y muy eficientes en pista.

Aquí, en la pista, a la hora de encarar las curvas contienen muy bien los movimientos de la carrocería. El motor sorprende… empuja con contundencia en todo momento y el modo manual de la caja de cambios permite exprimir estos cambios a nuestro gusto a través de las levas, de buen tacto.

También hay un modo Sport que ajusta los diferentes parámetros del coche (motor, cambios, suspensión…) y lo convierte en un vehículo completamente distinto. Además, Toyota Supra está muy bien insonorizado y apenas llega algún sonido aerodinámico al interior cuando circulamos a altas velocidades.

Tal vez te interese:  El Nuevo Acura TLX 2018 llega a México

todavía más importante que lo anterior es el manejo que entrega, el nuevo Supra es un auto efectivo y ágil, pero permisivo también, con lo cual es muy divertido. Se deja llevar con facilidad y es muy predecible, con enormes dosis de agarre al transitar por curvas.

Por último, el sonido del seis cilindros es agradable, un rugido metálico y ligeramente agudo, con lo cual resulta muy placentero dejar que la aguja digital de ese tacómetro se acerque a la zona roja y disfrutar de esa agradable nota.

Para la vida diaria, fuera de los circuitos, cuenta un sistema de audio de alta fidelidad con 12 bocinas JBL con ajuste de volumen por velocidad.

Como lo dice su traducción del latín, Supra es estar “por encima de”, “ir más allá” y justo ese es el ADN de este vehículo, el punto de encuentro con los amantes de los autos deportivos, de la velocidad, pero, sobre todo, de las leyendas.

Toyota Supra es un deportivo extraordinario, con una personalidad propia y muy particular, que lo aleja de las propuestas alemanas o americanas.

En México Toyota estima vender 80 unidades a un precio de $1,149,900.

¡Toyota Supra está de regreso y lo mejor… lo manejamos!

COMPARTIR