Volvo realizó “una fuerte inversión” en la empresa suiza Bcomp, que desarrolla materiales ligeros de alto rendimiento basados en fibras naturales, según informó la compañía en un comunicado.

De acuerdo con lo compartido por Volvo, para crear sus materiales, Bcomp utiliza fibras de lino, un material de base biológica que ofrece un importante ahorro en términos de peso, uso de energía y emisiones frente a las piezas de plástico habituales.

El fruto de esta inversión podrá verse muy probablemente en la próxima generación de los vehículos de Volvo. La firma sueca probó los materiales de Bcomp en su coche conceptual más reciente, el Volvo Concept Recharge.

Los cálculos de Bcomp demuestran que, en comparación con las piezas de plástico normales, los compuestos basados en fibra natural son hasta un 50% más ligeros, utilizan hasta un 70% menos de plástico y generan hasta un 62% menos de emisiones de dióxido de carbono (CO2).

Volvo Concept Recharge es un SUV conceptual que anticipa el lenguaje de diseño que la marca sueca seguirá en el futuro. Aunque es tan sólo un ejercicio de diseño sí está concebido como un coche eléctrico en tanto que a partir de 2030 la marca dejará de vender vehículos con motor de combustión.

COMPARTIR