La firma automotriz General Motors comunicó a sus concesionarios en Estados Unidos detener la venta de seis modelos a los cuales les habrían descubierto una falla en el sistema de frenos, con el consiguiente riesgo que supone que dicho sistema no pueda operar correctamente.

Fue la propia General Motors la que advirtió del problema a los usuarios e incluso advirtió a las autoridades correspondientes de la futura llamada a revisión, aunque por el momento aún se están estudiando las distintas soluciones y pasos a seguir para solucionar el problema, que afecta a varias líneas de producto de la empresa automotriz estadounidense.

Tal vez te interese:  General Motors reporta pérdidas durante el primer semestre 2020

La lista de modelos que presentan esta falla son los siguientes:

  • Chevrolet Corvette Stingray modelo 2020
  • Chevrolet Trailblazer modelo 2021
  • Buick Encore GX modelo 2020
  • Buick Encore GX modelo 2021
  • Cadillac CT4 modelo 2020
  • Cadillac CT5 modelo 2020
  • Cadillac XT4 modelo 2020

Según los datos proporcionados por la compañía, el problema se encuentra en un sensor del servofreno que en determinadas circunstancias puede perder conexión con el sistema debido a un defecto de fabricación del proveedor.

Tal vez te interese:  Los Cadillac se manejarán solos en carretera a partir de 2020

Asimismo, General Motors detalló que dio aviso de la llamada a revisión a la NHTSA (siglas de National Highway Traffic Safety Administration), aunque por el momento todavía están trabajando para buscar la debida solución al problema.

Aparentemente este falló únicamente afecta los vehículos vendidos en aquel país.

GM “congela” las ventas de 6 modelos en Estados Unidos, incluyendo al Corvette C8

COMPARTIR