KIA Stinger sin prejuicios

Si quieres ganarte el respeto de las estrellas, tienes que forjar un legado triunfador. En la industria automotriz como en la vida misma, no hay lugar para los débiles. KIA Stinger es el novato que llegó a competir en un segmento dominado por las armadoras alemanas. De frente tiene a BMW Serie 4; Volkswagen Arteon y Audi A5 Sportback por mencionar algunos.

KIA entró de lleno al mercado premium, no pidió permiso a nadie y hasta pateó -en sentido figurado- la puerta de un segmento dominado principalmente por las armadoras alemanas y tal es la confianza que tienen en su producto que la armadora coreana puso a nuestras manos a los competidores más cercanos -y disponibles- de Stinger: BMW 440i, Audi A5 y el potente Infiniti Q50.

La prueba consistió en manejar cada vehículo y llevar a cabo las mismas pruebas en un ambiente seguro y controlado. Aceleración de 0 a 100 km/h con frenado en seco; medición de tiempo en el cuarto de milla y quizá la más divertida, velocidad libre en el Autódromo de Amozoc, Puebla, un recito homologado por la FIA (Federación Internacional del Automóvil).

Tal vez te interese:  Hyundai trabaja en nueva generación de ‘bolsas de aire’ para sus vehículos

KIA Stinger sin prejuicios

La última prueba media la maniobrabilidad de Stinger frente a obstáculos represados por conos que trazaban con camino tipo ‘eslalon’. Este recorrido era con medición de tiempo, para asegurar que lo hiciéramos a velocidad tope y en tipo de manejo Sport + (el manejo más deportivo, olvídate de las asistencias por completo y utilizarse bajo su propio riesgo).

Ahora bien, el objetivo de estas pruebas no eran que el anfitrión se llevar las palmas, en realidad en cada uno de los participantes (BMW 440i, Audi A5 y el potente Q50) son grandes representantes que cuentan con grandes argumentos de ventas.

Posición de manejo y uso diario.

KIA Stinger sin prejuicios

BMW 440i ofrece un interior con una posición de manejo más deportiva, para esta práctica de manejo en pista, es la ideal, sin embargo, para el día a día los dueños tendrán que adecuarse a unos asientos que no fueron pensados para el tráfico citadino, con esto no queremos decir que son incómodos, pero los demás competidores, encontraron un mejor balance en este renglón. Audi y KIA en el escaño superior.

Tal vez te interese:  Rolls-Royce Cullinan una SUV que no conoce límites

El Autódromo de Amozoc tiene un trazado con rectas que nos permitieron alcanzar velocidades que rozaban los 160 kilómetros por hora y de inmediato negociar con curvas que un trazado erróneo nos hubiera llevado, en el mejor de los casos a ‘probar el pasto’.

Audi A5 permite sentirte mejor piloto de lo que en realidad eres; KIA Stinger responde a la perfección a la aceleración y con un manejo equilibrado, aun con la tracción trasera y entrando pasado a las curvas, es posible rectificar el camino sin problemas; BMW 440i te deja más suelto a tus habilidades al volante e Infiniti Q50 hace más patente las asistencias de manejo que por seguridad no pueden desconectarse por completo, sin embargo, a nuestro gusto son demasiado invasivas y en este trazado resultaron hasta cierto punto molestas.

Finalmente… ¿Cuál es el mejor?

KIA Stinger sin prejuicios

Aquí no hay malo del cuento cada uno de los competidores son una buena elección. Para los puristas por la velocidad pura, el manejo de BMW es el mejor balanceado, pero repetimos quizá este podría ser un ‘lobo que no quisiéramos sacarlo a pasear todos los días’, Infiniti Q50, tiene un sonido de motor espectacular en manejo en ciudad o carretera rezaríamos por no encontrar tráfico tan sólo para oír su mecánica; Stinger es un producto premium de una marca de volumen que compite frontalmente contra sus rivales de Audi y BMW pero que se queda un peldaño debajo de los alemanes. Audi es el mejor en términos globales; sin embargo si hablamos de pesos y centavos todo cambia.

Tal vez te interese:  KIA se prepara para la era de la conducción autónoma

Audi S5 Sportback con tracción integral está a la venta por $1,139,900, un BMW 440iA Gran Coupé M Sport lo puedes comprar si desembolsas $969,900, el Q50 S cuesta $919,900 y por $792,900 nos hacemos del Kia Stinger GT

Es decir, el costo-beneficio de Stinger es la mejor opción de compra, en términos reales no hay que empeñar un riñón para manejar un vehículo de excelente calidad, un muy buen nivel de equipamiento, lujo, comodidad, comportamiento dinámico y una imagen exclusiva que se antoja incluso para ser la más atractiva de todas.

KIA Stinger sin prejuicios

COMPARTIR