Como parte de un programa piloto, Cemex llegó a un acuerdo con Toyota México para renovar completamente su flotilla comercial en la Ciudad de México, para atender una de las principales problemáticas que ha presentado la ciudad en este 2016.

Con esto CEMEX estima reducir alrededor de 42% de emisiones de CO2 en la calidad del aire, contribuyendo a mejorar las condiciones ambientales de los habitantes de la ciudad. Una vez implementado este programa, se valorará la opción de sustituir la flotilla entera a nivel nacional, conformada por 534 automóviles.

Tal vez te interese:  Porsche 911 bajo presión: Así se maltrata este icónico deportivo

“En CEMEX trabajamos diariamente para construir un mejor futuro a nivel global. De tal forma, nos hemos enfocado en implementar estrategias que nos permitan mejorar nuestra eficiencia ambiental y con ello, disminuir el impacto de nuestras operaciones”, declaró Juan Romero, Presidente de CEMEX México durante la ceremonia.

 Por su parte Tom Sullivan, Presidente de Toyota Motor Sales de México, resaltó que su compañía está consciente del gran reto que se enfrenta en materia de movilidad y medio ambiente, por ello en 2015 anunciaron el Reto Ambiental Toyota 2050. “Prius es parte de este importante reto y es por eso que nos enorgullece que en México nuestro híbrido, se esté convirtiendo en la mejor opción para aquellos que buscan innovación, tecnología, eficiencia y respeto por el medio ambiente, afirmó. 

Tal vez te interese:  Honda Civic Type-R, el tracción delantera más rápido de Nürburgring

 El funcionamiento de la tecnología “Hybrid Synergy Drive HSD” fue la principal razón de que se escogiera este tipo de vehículos, ya que combina un motor de combustión interna, un motor eléctrico, baterías híbridas y un sistema de engranaje planetario que funcionan en sinergia. Esta tecnología permite que el rendimiento de combustible sea mayor y que el auto sea más eficiente en condiciones de tráfico pesado y velocidades muy reducidas, pues es cuando se activa el motor eléctrico, reduciendo así de forma considerada las emisiones de CO2.

Tal vez te interese:  ‘Máquina’ predice triunfo de Trump

 Adicionalmente, este vehículo no necesita conectarse a la corriente eléctrica ni requieren algún tipo de infraestructura o instalación especial para su funcionamiento, por lo que la adaptabilidad al ritmo de vida del conductor es inmediata.

COMPARTIR