Holanda es uno de los países que más utiliza a las bicicletas como medio de transporte en desplazamientos habituales.

Un cálculo presentado en el 2019, por la Oficina de Transporte de aquel país reveló que el 63% de la población se traslada gracias a las bicicletas.

Por eso no es de extrañarse que estando a la vanguardia en el uso de las bicicletas, hayan decidido sustituir los obsoletos ceniceros situados en las estaciones de tren, para convertirlos en postes de recarga para bicicletas eléctricas.

Tal vez te interese:  Todos podremos tener un McLaren 720S
Instalación de los nuevos puntos de recarga en las estaciones de tren holandesas.

El pasado mes de abril, Holanda prohibió fumar en todas las estaciones de tren. Ahora, encontraron una mejor utilidad para darles una nueva vida a los ceniceros que se encuentran ellas.

Los convertirán en postes de carga para bicicletas eléctricas, un propósito que puede considerarse mucho más saludable y limpio que el anterior.

Tal vez te interese:  Audi planea vender 800,000 vehículos eléctricos en 2025

La bicicleta es el vehículo ideal para los desplazamientos iniciales y finales de un recorrido, ya que permite completar sus primeros y los últimos kilómetros y, en el medio, emplear otros medios de transporte en los que la bicicleta puede subirse y bajarse con cierta facilidad.

Holanda cambia ceniceros por cargadores para bicicletas eléctricas

COMPARTIR