En un cortometraje que dura poco más de cuatro minutos que podríamos resumir como la reivindicación de Skull Kind. La leyenda cuenta que Happy Mask Salesman perdió esta siniestra máscara a manos del Skull Kid; sin embargo, no debemos de creer en todo lo que nos cuentan.

Y que en Majora’s Mask – Terrible Fate, nos muestran a un Skull Kind, a pesar de todos sus esfuerzos, cae bajo el influjo de un siniestro objeto que oculta a tan temible entidad. Él no pudo elegir su futuro, se lo impusieron, él no deseaba, ni siquiera coquetear con el mal, ella, la maldad, lo absorbió sin miramientos.

Tal vez te interese:  Escándalo de Facebook y Cambridge Analytica al cine

Les dejamos este gran trabajo, con grandes dosis de emotividad y frustración… Que lo disfruten. 

COMPARTIR